¿Quieres agendar un cita?

  • ``Me agrada acompañar y orientar a mis pacientes en cada una de sus etapas de vida como mujeres``
  • ``Como Ginecobstetra me interesa generar un vínculo de confianza, calidez y confidencialidad con mis pacientes``
  • ``Me complace realizar el seguimiento prenatal y luego asistir a los futuros padres en el nacimiento de su bebé. Es un acto que me genera satisfacción personal y profesional ``

Dra. Diana Vega Ginecobstetra

Servicios

Por que elegir a la Dra. Diana

Profesionalismo

Servicio profesional enfocado en la atención integral de sus pacientes.

Empatía

Promueve la realización de su práctica médica en la comprensión, humanización, respeto y empatía con sus pacientes.

Compromiso

Enfoca su actuar médico en la prevención de la enfermedad, promoción y recuperación de la salud de las mujeres.

Embarazo semana a semana

Aquí encontrarás información detallada de las semanas del embarazo, agrupadas por trimestres. Pulsa sobre el número de semana para leer información del embarazo sobre el desarrollo del bebé, los cambios en tu cuerpo, las pruebas médicas y mucha más información

  • 4

    Durante la semana 4 de embarazo

    Tienes la sospecha del embarazo, generalmente por el retraso de la menstruación. Es el momento habitual para realizar un test de embarazo. El embrión se llama blastocisto y es un conjunto de células madre en forma de disco que darán origen al bebe, la placenta y las membranas ovulares. Hacia la semana 5 el embrión mide 1 – 2 mm y se empieza la diferenciación de las células primitivas. De aquí en adelante empieza el crecimiento y formación de todos los organos del del embrión, por lo que es un período crítico en el desarrollo del bebé. En la semana 6 a 8 en la ecografía transvaginal ya se puede ver la vesícula vitelina y el embrión con latido cardíaco.

  • 9

    9 semanas de embarazo

    El embrión ya tiene claramente forma humana con una medida aproximada de 20 mm, los músculos ya funcionan y se dan los primeros movimientos involuntarios, sin embargo la madre aún no los percibe. La placenta ya está formada e implantándose en el útero materno. Hay sensación de náuseas, vómito y molestias gastrointestinales por la elevación de las hormonas del embarazo. Así mismo puede sentirse cierto dolor pélvico de leve intensidad y cambios en el estado de animo. Es la hora de iniciar el control prenatal en donde se valorarán y clasificaran todos los posibles riesgos de la gestación. Así mismo, se realizarán analíticas de sangre y orina para identificar el estado de la madre frente a diferentes infecciones perinatales y el tamizaje bioquímico que se complementarán con la ecografía más adelante.

  • 13

    13 semanas de embarazo

    El feto mide entre 70 – 80 mm, sus rasgos se parecen cada vez más a los de un bebe. Ya tiene sus órganos formados, así como los sistemas hematológico e inmunológico desarrollados, sin embargo aún son inmaduros. Se realiza la ecografía de tamizaje (semana 11 -13.6) que permite cuantificar el riesgo de que él bebe tenga o no algún tipo de alteración genética. Estos reportes ecográficos se pueden complementar con los resultados del tamizaje bioquímico realizados previamente. Por la liberación de la hormona principal del embarazo, la progesterona, se enlentece toda la musculatura lisa, es decir de órganos como el estómago, la vejiga y los intestinos; esto hace que la digestion sea más pesada, se favorece el estreñimiento, molestias producidas por gases y se orina con mayor. Así mismo es usual, otras manifestaciones como encías inflamadas, rinitis gravídica y dolor pélvico leve.

1er Trimestre

0.4kg - 2.0kg
  • 18

    18 semanas de embarazo

    El feto mide entre 13 y 14 cm, pesa aproximadamente 150 gr. Debido al desarrollo de la musculatura de la cara puede hacer muecas e incluso bostezar. Los movimientos cada vez son más frecuentes y algunas madres, sobre todo las que ya han tenido hijos antes, pueden percibirlos. El útero ha aumentado considerablemente su tamaño, llega unos 2 cm por debajo del ombligo y la embarazada ha aumentado unos 4 a 5 kg de peso, lo que favorece las molestias de origen osteomuscular como lumbago mecánico, dolor pélvico de origen ligamentario entre otros. Por la dilatación de los vasos sanguíneos y por la compresión del útero, pueden aparecer arañas vasculares, así como dolores y pesadez en las piernas. Es habitual tener más apetito porque los requerimientos del bebe y de la placenta son mayores. Entre la semana 20 – 24, se realiza la ecografía de detalle anatómico fetal o ecografía morfológica que permite verificar el correcto desarrollo de las principales estructuras del bebe, como corazón, riñones, cerebro, columna, genitales, entre otros.

  • 22

    22 semanas de embarazo

    El feto mide en 19 y 20 cm y pesa aproximadamente 350 gr. A nivel de la cara ya están formados los párpados y las cejas, aunque aún faltan las pestañas y además, aún los párpados están fusionados por lo que el feto no puede abrir los ojos. En estas semanas, el sistema límbico está en pleno desarrollo; esta estructura que está en el cerebro será la encargada de controlar las emociones y los sentimientos. Hacia la semana 26, ya puede abrir los ojos y el sentido del oído, es el que más se desarrolla, ya que las ondas sonoras se desplazan por el liquido amniotico llegando al feto. Él bebe empieza a escuchar los primeros sonidos, sobre todo aquellos más próximos, es decir los que provienen del cuerpo de la madre. Es habitual sentir molestias a nivel del pubis y del abdomen debido al crecimiento del útero; también es frecuente el notar como la barriga se pone dura. Esto es debido a que el útero se contrae y relaja de forma habitual; esto es normal que pase de forma esporádica durante el día. Estas contracciones se denominan “contracciones de Braxton-Hicks” y ayudan a la preparación del útero y tejidos de la pelvis para el futuro parto. Las visitas que se realicen en estas semanas en el control prenatal, incluyen la evaluación de la tensión arterial, la evaluación de la ganancia de peso, se escucha la frecuencia cardiaca fetal, se mide la altura uterina y se realiza analítica sanguínea del segundo trimestre; entre las que se destaca la prueba de tamizaje de diabetes gestacional que se realiza con una sobrecarga de glucosa y permite diagnosticar y tratar esta enfermedad propia del embarazo.

  • 27

    27 semanas de embarazo

    Las medidas del feto están sobre los 24 cm de la cabeza a las nalgas (34 cm de la cabeza a los pies) y el peso se encuentra por encima de 1 kg. En estas semanas, es posible percibir como el feto tiene hipo y ocurre porque los pequeños músculos respiratorios se van preparando para cuando nazca, por lo que realiza el movimiento respiratorio subiendo y bajando el diafragma. Este movimiento la gestante lo puede notar como un movimiento regular que dura algunos segundos o minutos. Sobre la semana 28 se establecen patrones de sueño y actividad, que indican el desarrollo de su actividad cerebral. El feto ya es capaz de identificar la voz materna. Además sus ojos ya son sensibles a la luz, aunque la percepción de colores y formas solo se va a completar hasta después del nacimiento.   La piel del abdomen de la madre sigue estirándose, llegando a producir raquiña. El feto ya está bastante desarrollado y el útero sigue creciendo, así que es normal empezar a tener dolores de espalda y también en la pelvis. También es frecuente el insomnio, tanto por los cambios hormonales que se van produciendo a lo largo del embarazo como por los movimientos fetales, cada vez más presentes. Es un buen momento para realizarte una ecografia 3D, ya que es cuando mejor se puede visualizar el feto porque tiene el tamaño y el liquido amniotico adecuado. Esta ecografía  no aporta ninguna ventaja sobre el diagnóstico de malformaciones, pero es un buen momento para que los familiares puedan ver la cara del futuro bebé.

2do Trimestre

2.0kg - 8.0kg
  • 31

    31 semanas de embarazo

    Ya estás en el último trimestre del embarazo, la recta final para la llegada del bebe. Las medidas del feto están sobre los 40 cm de la cabeza a los pies y el peso se encuentra sobre 1.700 gramos. A estas alturas del embarazo, el feto sigue en su proceso de crecimiento y maduración de todos los órganos que se preparan para realizar su función tras el nacimiento. Las molestias en la parte baja del abdomen pueden ir aumentando a medida que aumenta el volumen del abdomen. Además, debido a los cambios de configuración que se producen en la pelvis, pueden aparecer cuadros de dolor en esta zona que dificulta la movilidad. También dolor lumbar que se puede intensificar, e incluso irradiar a la nalga, el muslo y la pierna. Este síntoma es relativamente frecuente y podemos evitar su aparición con la práctica regular de ejercicio y/o yoga . Una vez está presente, podemos aliviarlo con calor local o analgesia oral. Empiezan los cambios en el pecho para prepararlo para la lactancia y puede producirse la secreción de calostro a través del pezón. Es importante comer en pequeñas cantidades de alimentos, reducir los alimentos retrasan el vaciado gástrico, como bebidas carbonatadas (con gas, en especial las bebidas de cola), café, té, chocolate y alimentos o preparaciones grasas (fritos, estofados o salsas) A partir de este momento y hasta las 34 semanas está indicada la realización de la ecografía de tercer trimestre que tiene como principal objetivo evaluar el crecimiento del feto además de la posición. A lo largo de la ecografía se evalúa la estática fetal, es decir la posición del feto dentro del útero, se evalúa la cantidad de líquido amniótico y se realiza una revisión exhaustiva de las diferentes estructuras para detectar posibles anomalías. Se estima el peso fetal mediante una serie de medidas que nos permite saber si el bebé crece correctamente..

  • 36

    36 semanas de embarazo

    Las medidas del feto están sobre los 47 cm de la cabeza a los pies y el peso se encuentra sobre 2.700 gramos, aproximadamente. El feto ha aumentado mucho de tamaño y ya no se mueve con la misma libertad de antes, pues el espacio en el útero se ha reducido considerablemente. La mayoría de los fetos están ya en posición o presentación cefálica, aunque es posible que su cabeza todavía no se haya encajado en la pelvis. Desde la semana 37 a la 40, se considera un bebé a término. A estas alturas es normal que la embarazada haya ganado unos 9 o 11 kg. Esto se debe al peso del feto, la placenta , el líquido amniótico, el aumento del útero y el acúmulo de líquido, sobre todo en las extremidades o edemas, por dificultad en el retorno vascular. La cabeza del feto desciende a la pelvis materna conllevando una mayor presión en la zona baja del abdomen y mayor dificultad para caminar y orinar. No obstante, aunque la aparición de edemas puede ser fisiológica, es importante vigilar que la tensión arterial se mantenga dentro de los límites normales (inferior a 140/90). Es normal también notar las contracciones de Braxton Hicks, en las que el abdomen se pone duro de forma irregular y no suelen ser dolorosas. Entre la semana 35 y 37 se realiza la analítica de tercer trimestre y el cultivo para descartar la presencia de la bacteria Streptococo agalactiae. Si este cultivo resulta positivo, se administrará antibióticos durante el trabajo de parto para prevenir una eventual infección del recién nacido por este germen. En la semana 39 , el momento del parto esta muy cerca, el acortamiento y dilatación cervical pueden iniciarse. Éste es el proceso por el cual el cuello del útero o cérvix se prepara para el parto, es decir se va acortando y comienza a dilatar reblandeciéndose progresivamente. También es el mejor momento para programar una cesárea en los casos en los que esté indicada de forma electiva como, por ejemplo, en caso de presentación de nalgas, situación transversa, dos o más cesáreas previas o si existe alguna contraindicación para el parto vaginal.

  • 40

    40 semanas de embarazo

    Felicitaciones!!!

    El bebé ya tiene el tamaño completo y está listo para nacer en cualquier momento. Los huesos del cráneo del bebé todavía están separados y se quedarán así para permitir que la cabeza pueda comprimirse lo necesario para atravesar el canal del parto. Las fontanelas se cierran meses después de haber nacido. La ansiedad y los nervios son las notas predominantes del estado emocional de la embarazada en estos días previos al parto. Se realizan controles más seguidos de la gestación (cada 48-72 horas) en los que se suele realizar una monitorización de la frecuencia cardiaca del feto y de las contracciones maternas, una ecografía para valorar el líquido amniótico, el peso y los movimientos del feto . Se pueden despegar las membranas amnióticas mediante el tacto vaginal con la maniobra de Hamilton que es segura para el feto y puede contribuir a iniciar de forma espontánea el parto a esta edad gestacional. Teniendo en cuenta que en cualquier momento se puede desencadenar el parto, se debe estar atento a las señales que lo indican para consultar a urgencias, entre ellas, las contracciones regulares cada 5 o 10 minutos que van aumentando de intensidad a medida que pasa el tiempo, pérdidas de líquido amniótico, un sangrado vaginal o la disminución de movimientos fetales. En estos casos, se debe consultar al médico para que valore el estado materno y también el del feto. Si llega la fecha estima del parto y aún no ha nacido el bebe, se procederá a realizar una inducción del parto teniendo en cuenta las caracteristica del cuello del utero. La inducción consiste, inicialmente, en la maduración del cuello uterino con tabletas intravaginales, o si ya es favorable se inducirá mediante oxitocina endovenosa.

*Unidades en Semanas

3er Trimestre

8.0kg - 13.6kg

Conoce nuestros procedimientos quirúrgicos ginecológicos y obstétricos.

Porque la prevención y el tratamiento adecuado son indispensables para que goces de una vida plena y saludable. Contamos con atención médica especializada dirigida al diagnostico y tratamiento de enfermedades del aparato reproductor femenino.

Agenda tu cita Contáctanos

No Comments

Comments are closed.